Aquí encontrarás biblias,libros,comentarios bíblicos,diccionarios,manuales,guías de estudio y otras cosas más para descargar gratis.

lunes, 30 de mayo de 2016

Antheunis Janse-¿Qué Es Política Cristiana Frente a La Del Mundo?-

Antheunis Janse-¿Qué Es Política Cristiana Frente a La Del Mundo?-

Autor: Antheunis Janse
Título: ¿Qué Es Política Cristiana Frente a La Del Mundo?
Editorial / Editor: FELiRe
Formato: PDF
Tamaño De Archivo: 2.93 MB
Páginas: 88.

Descripción:

Este importante libro de A. Janse nos habla, a la luz de la Palabra de Dios, acerca de la vocación de la iglesia de Jesucristo en relación con la vida política. La vida en comunión con el Señor también tiene relación con el acontecer político, pues también éste está en manos de Dios, y asimismo la Palabra de Dios, en los acontecimientos políticos, indica a la iglesia el camino a seguir. Sobre la vocación política de autoridades y súbditos existe en la cristiandad, incluso hoy en día, mucha confusión que, como consecuencia, origina riadas de sangre. El escritor de este libro nos hace ver lo que esta vocación política, a la luz de las Sagradas Escrituras, realmente encierra y lo que excluye. En el capitulo 1 nos muestra que todas las autoridades han sido puestas de parte de Dios, para hecer justicia y para cuidar de que todas las cosas en la vida pública discurran en buen orden. Para esto el Señor ha investido de poder a las autoridades; no en vano, pues, llevan la espada (Rom. 13 : 4). Por tanto, las autoridades tienen derecho a ser respetadas, y la iglesia orará por ellas (1 Tire. 2 : 1 2). La Palabra de Dios habla muy positivamente acerca de la institución de la autoridad. También reyes paganos, como Nabucodonosor y Darío, son señalados como siervos del Altísimo. El apóstol Pablo encontró muchas veces protección en las autoridades romanas contra la persecución de líderes religiosos que tampoco respetaban sus derechos de él como ciudadano. La Palabra de Dios muestra que la vocación de la autoridad es muy importante, pero no ilimitada. Porque incluso los reyes teocráticos en Israel no podían ofrecer sacrificios; como tampoco fueron llamados a erradicar los ídolos fuera de los límites de Israel.
En el capitulo II, el autor de este libro nos hace ver cuán mal entendida fue en el pasado de la cristiandad la vocación de la autoridad y de los súbditos. Autoridades "cristianas", llevadas de un caprichoso fanatismo religioso, pusieron su espada al servicio de la iglesia, para extender el "Reino de Dios", si bien la Palabra de Dios pone de manifiesto que el Señor quiere edificar Su iglesia por Su Palabra y Su Espíritu, y no con la violencia Sin embargo, autoridades opinaron servir a Dios con el allanamiento de los derechos ciudadanos de sus súbditos, para complacer a la iglesia. La historia también nos hace ver ciudadanos o súbditos que desecharon y menospreciaron el ministerio u oficio de la autoridad (v.g., los anabaptistas), porque pertenecería al "mundo" y no al "Reino de Dios". Estos no vivieron a la luz de la Palabra de Dios, sino según su "propia luz interior". Y también ellos quisieron edificar el Reino de Dios, segando los derechos civiles de otros (con revueltas iconoclastas, destrucción de iglesias). En la historia universal, el príncipe Guillermo de Oranje es el ejemplo luminoso de un guía político que, en unos tiempos de grandes vejámenes a la iglesia de Jesucristo, no trató de edificar la iglesia con la espada de la autoridad, sino que se esforzó en proteger los derechos civiles de todos los ciudadanos. Esto le llevó al conflicto con la autoridad española, con la iglesia de Roma, con las corrientes anabaptistas y a veces también con pastores protestantes de la iglesia a la que él mismo pertenecía. El vio la autoridad o poder y al mismo tiempo la limitación de la función que Dios, el Señor, ha puesto a las autoridades. Esta es la grandeza histórica de Guillermo de Oranje.
En el capitulo l l I, el escritor pone de relieve, que la vocación política de la iglesia de Dios es dar testiminio, no contra las autoridades como tal, sino contra los muchos "ídolos" en el terreno político que por ambos, autoridades y súbditos, son servidos. También nos descubre a estos ídolos tal cual son.
De esta forma, la iglesia de Dios, dentro del marco de las posibilidades poi íticas que el Señor la concede, puede ser, también en el ámbito o terreno político, una sal que sazona y una luz que brilla y alumbra.
Ojalá que este libro, que por primera vez vio la luz en 1933 pero que no ha perdido nada de su actualidad, con la bendición de Dios, sea de ayuda a la iglesia en la comprensión de su vocación política en estos tiempos.

Descargar Por Mega

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada