Aquí encontrarás biblias,libros,comentarios bíblicos,diccionarios,manuales,guías de estudio y otras cosas más para descargar gratis.

viernes, 27 de mayo de 2016

Georges André-Más Fruto-

Georges André-Más Fruto-

Autor: Georges André
Título: Más Fruto
Editorial / Editor: Georges André
Formato: PDF
Tamaño De Archivo: 241 KB
Páginas: 27

Descripción:

Nuestro tema parece austero a primera vista, y sin embargo es muy actual. Muy a menudo, jóvenes, y los menos jóvenes, se preguntan: —“¿por qué permitió Dios tal acontecimiento en mi vida? — ¿Por qué fui suspendido de mis exámenes? — ¿Por qué mi madre está enferma? ¿Por qué tal duelo?”
A tales preguntas, se dan dos grandes categorías de respuestas: La del Islam, el fatalismo: está escrito, sólo hay que aceptarlo, y someterse, porque es inevitable. Muy diferente la otra respuesta, la cristiana: “¿que quieres enseñarme?” No es una resignación pasiva, sino una aceptación activa de lo que Dios permite en la vida de los suyos, con el fin de producir allí fruto que sea para su gloria. La disciplina es un elemento de la obra que Dios emprende para cada uno de sus hijos, con un propósito de gracia para que sea para su gloria: «Jehová cumplirá su propósito en mí» (Salmo 138:8). «El tiene un pensamiento… acabará lo que tiene determinado para mí (Job 23:14 J.N.D.). Como lo dice el apóstol: «el que comenzó en vosotros la buena obra, la perfeccionará hasta el día de Jesucristo» (Filipenses 1:6). Hebreos 13:21 lo confirma: «haciendo en vosotros lo que es agradable delante de él por Jesucristo».
Romanos 8:28 nos dice que «todas las cosas» ni siquiera las fáciles y las agradables, «les ayudan a bien, esto es, a los que conforme a su propósito son llamados».
Juan 15:1-2 nos habla del Padre como del labrador que “limpia” el sarmiento sustentador del fruto, «para que lleve más fruto». Es el fruto del que nos habla Filipenses 1:11: «llenos de frutos de justicia que son por medio de Jesucristo, para gloria y alabanza de Dios».
No se trata aquí de servicio, o de los resultados de una actividad para el Señor, sino del fruto moral que es producido por la vida de Dios en nosotros, bajo el efecto del Espíritu Santo.
Hebreos 12:5-11 ante todo, presenta el tema que va a ocuparnos. Es importante leer en extenso este texto. «Y habéis ya olvidado la exhortación que como a hijos se os dirige, diciendo: Hijo mío, no menosprecies la disciplina del Señor, Ni desmayes cuando eres reprendido por él; Porque el Señor al que ama, disciplina, Y azota a todo el que recibe por hijo.
Si soportáis la disciplina, Dios os trata como a hijos; porque ¿qué hijo es aquel a quien el padre no disciplina? Pero si se os deja sin disciplina, de la cual todos han sido participantes, entonces sois bastardos, y no hijos. Por otra parte, tuvimos a nuestros padres terrenales que nos disciplinaban, y los venerábamos. ¿Por qué no obedeceremos mucho mejor al Padre de los espíritus, y viviremos? Y aquéllos, ciertamente por pocos días nos disciplinaban como a ellos les parecía, pero éste para lo que nos es provechoso, para que participemos de su santidad. Es verdad que ninguna disciplina al presente parece ser causa de gozo, sino de tristeza; pero después da fruto apacible de justicia a los que en ella han sido ejercitados.»

Descargar Por Mega

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada